sábado, 29 de julio de 2017

CON OTRAS GAFAS / La "e" de esperanza abre nuevos caminos




Más de 160 personas se han beneficiado de la ayuda que el Ayuntamiento de Málaga y el Teléfono de la Esperanza les han brindado con el Programa Alienta para la prevención del suicidio, que viene funcionando desde 2014. Como ha explicado esta semana nuestra compañera y coordinadora del programa, Aurelia González, en este blog, un centenar de personas fueron detectadas en riesgo de suicidio por los Servicios Sociales municipales y los orientadores del Teléfono de la Esperanza y han participado en el Taller de Fortalezas Personales y sesiones con nuestros psicólogos lográndose resultados positivos. Pero el suicidio no afecta solo a la persona que acaba con su vida, si no que suele conmocionar a seis personas del entorno familiar. Una gran carga de dolor y sufrimiento para los familiares del que murió. Por esa razón, impartimos el Taller de Apoyo a Supervivientes en el que participan y han participado unas 60 personas más. También en esa vía de trabajo se empiezan a cosechar frutos. Los afectados comparten sus duras experiencias, se identifican en el dolor y empiezan a sentir una mejoría en su forma de estar en la vida.

El voluntariado del Teléfono de la Esperanza se está volcando con la prevención de los suicidios y, poco a poco, gracias al trabajo en red con las instituciones y los responsables de salud mental se extiende la conciencia de que estamos ante un problema grave de salud pública que debe ser abordados con actuaciones específicas y nuevos recursos.
La colaboración se ha ido extendiendo a administraciones como los gobiernos de Navarra y La Rioja y el Ayuntamiento de Valladolid.
El mundo de Internet y las tecnologías es clave para la comunicación pública de los recursos disponibles, las formas de detectar conductas de riesgo y los ejemplos positivos de afrontamiento de esta realidad. Isabel Ponce, presidenta del Teléfono de la Esperanza de Madrid y antropóloga social, ha explicado durante una ponencia en la Universidad del País Vasco que "se ha demostrado que las historias de superación tienen un efecto preventivo y protector. Informar del suicidio de manera apropiada y útil puede prevenir una perdida considerable de vidas".

Gracias a la colaboración entre nuestra ONG y Google España, cualquier persona que teclee la palabra suicidio, podrá ver en primer lugar en los resultados de búsqueda un mensaje del Teléfono de la Esperanza con su línea de teléfono y la oferta de servicios las 24 horas del día y los siete días de la semana. Además, el continuado esfuerzo de publicación de contenidos sobre la prevención ha hecho posible que al teclear los términos ayuda al suicidio y prevención del suicidio, los internautas encuentren artículos de la web www.telefonodelaesperanza.org y de este mismo blog dedicados a informar sobre esta temática. El Teléfono de la Esperanza es también un referente en el mayor buscador mundial.

Enfermos mentales, ancianos y adolescentes son tres de los sectores a los que afecta más esta lacra. La investigación para prevenir y ayudar se centra en ellos. Así, este verano se ha presentado en el Hospital Regional Carlos Haya de Málaga una aplicación para trabajar contra las tendencias suicidas de algunos adolescentes.
En solo unos años, el trabajo en red de profesionales de diferentes ámbitos, voluntarios y afectados está destapando el velo histórico que la sociedad mantenía sobre un asunto considerado tabú. Existen alternativas a la soledad, el dolor y el sufrimiento más intenso. Hay una acogida y un acompañamiento especializados y humanos para que los desesperados encuentren la "e" de esperanza en sus vidas.

jueves, 27 de julio de 2017

El Teléfono de la Esperanza incorpora el Mindfulness en su carta de servicios






La misión del Teléfono de la Esperanza es contribuir al bienestar emocional de las personas , las familias y la sociedad, priorizando la atención a personas y familias en crisis.

La depresión, la ansiedad, el estrés, la ausencia de sentido y la soledad son las problemáticas más habituales de las personas que solicitan apoyo al Teléfono de la Esperanza, sin olvidarnos de aquellas que llaman a nuestros teléfonos o acuden a nuestras sedes inmersos en una crisis de tipo suicida.

Tanto para atender a las personas en crisis, como para la promoción de la salud mental y emocional el protagonismo de las intervenciones es de los más de 1.900 voluntarios con los que cuenta la asociación en todo el territorio nacional.

Promocionar el voluntariado y formar a las personas que de forma altruista quieren dedicar su tiempo a los demás es otra de las líneas estratégicas del Teléfono de la Esperanza. Contar con espacios con el que nos ofrecen las Hermanas Oblatas en Ciempozuelos (Madrid) es todo un privilegio para llevar a cabo la formación del voluntariado.

El curso que hemos realizado en Julio en la casa de Ciempozuelos se inserta dentro del programa de formación de formadores. Nuestra experiencia con personas en crisis nos ha enseñado que la meditación es una herramienta muy potente para empoderar a personas en crisis y darles instrumentos para superar la misma. Unido a esto, la meditación es un instrumento privilegiado para promocionar la salud mental y emocional de las personas en la sociedad en que vivimos.

Desde esta convicción ofrecimos,  hace dos años,  a nuestros voluntarios formarse como maestros de meditación y abrir espacios en nuestros centros para el aprendizaje y práctica de la misma. Dentro de los múltiples métodos de meditación elegimos el Mindfulness como la técnica que mejor se adaptaba a nuestras circunstancias. 
Hemos contado con Saminaku Peter, voluntario del Teléfono de la Esperanza de Asturias y experto en la artes de la meditación, para conducir a los 45 voluntarios que dieron un paso adelante, por un camino formativo donde se ha priorizado lo experiencial. Como el suele indicar nuestro especialista el único camino para enseñar a otros es aprender uno mismo y esto exige horas de meditación. La teoría es importante, pero la práctica es lo esencial.

Tras dos años de intensa formación, veinte voluntarios se sientan capacitados para iniciar procesos formativos en los centros de la Asociación. El encuentro celebrado en Julio ha sido el último paso en el camino para incorporar la meditación en los servicios de atención en crisis y promoción de la salud emocional y mental de los dispositivos del Teléfono de la Esperanza.

No podemos finalizar este post sin agradecer a las Hermanas Oblatas la calidad de atención y del espacio que nos han ofrecido para realizar nuestra tarea. Pero si quisiéramos hacernos eco de un elogio compartido por los voluntarios, diríamos que en Ciempozuelos hemos respirado paz y encontrado a personas de una calidad humana excepcional.

Leer más:
El arte de la atención plena ayuda a vivir en equilibrio de cuerpo y mente

Un grupo de voluntarios aprende técnicas Mindfulness en un taller de ocho semanas


martes, 25 de julio de 2017

Programa Alienta: un trabajo integral en red para prevenir el suicidio y ayudar a vivir mejor a los supervivientes


Teléfono de la Esperanza


Aurelia González
Coordinadora del programa Alienta

El suicidio es además de un drama personal y familiar, un importante problema de Salud Pública. 161 personas fallecieron en Málaga como consecuencia de suicidio en 2014. 
Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, habría que multiplicar hasta por 20, las cifras de suicidios para obtener el número de intentos. Se calcula que un suicidio tiene un serio impacto sobre al menos otras 6 personas y que en el caso de jóvenes, este impacto es mucho mayor. 
Es decir, se trata de un problema que produce no solo muertes, sino sin duda, graves consecuencias físicas y emocionales derivadas de dicha conducta. 
En los últimos años se multiplican las iniciativas para prevenir los suicidios. Las encabeza la Organización Mundial de la Salud, que en 1999 lanzó el programa SUPRE (Suicide Prevention/Prevención del Suicidio). La Comunidad Europea a través del programa Euregenas (del que el Teléfono de la Esperanza, forma parte) se suma también a su preocupación por este tema. 
En este contexto, en 2014 el Ayuntamiento de Málaga, plantea una propuesta ambiciosa con la finalidad de prevenir la conducta suicida desde el ámbito de los Servicios Sociales, desarrollando un programa, denominado 'Programa Alienta' y llevado a cabo  por las ONGs, Teléfono de la Esperanza y Justalegría.
Se cuenta también con la colaboración y el trabajo de asesores expertos de la Unidad de Gestión Clínica -Salud Mental- del Hospital Regional Universitario y de la Universidad de Málaga.

Los objetivos
Los objetivos planteados son fundamentalmente cuatro: 
a) Prevenir la conducta suicida en usuarios de los Servicios Sociales. 
b) Capacitar a los trabajadores de dichos servicios (informantes clave) en la identificación de población en riesgo suicida. 
c) Conocer la relación entre fortalezas personales y riesgo de suicidio 
d) Dar respuesta de apoyo, asesoramiento y tratamiento psicológico a los casos detectados en los distintos distritos.
Estos objetivos se están desarrollando en diferentes fases. 
Se ha comenzado por la formación en prevención de la conducta suicida dirigida a los informante clave. Han participado, hasta el momento,  un total de 60 profesionales  entre, trabajadores sociales, educadores sociales, enfermeros y psicólogos de los distritos de: Bailén-Miraflores, Carretera de Cádiz y Campanillas y trabajadores de Puerta Única, Alberge y Menores del Ayuntamiento de Málaga.  

Escuela de Fortalezas
Por otro lado, y atendiendo a  la prevención primaria de la conducta suicida, se está impartiendo en los distritos, talleres denominados 'Escuela de Fortalezas',  dirigidos a los usuarios, en los que se trabaja el conocimiento de las emociones, la práctica de las fortalezas en la vida diaria y el incremento de la satisfacción de la vida personal. Hasta este momento,  han participado más de 45 personas, con resultados muy positivos.
La intervención secundaria, va dirigida a apoyar a aquellas personas que directa o indirectamente tienen relación con la conducta suicida. 
El Teléfono de la Esperanza, mediante su equipo de orientadores, atiende telefónicamente a las personas  que se encuentran en situación de crisis y necesitan de forma inmediata atención psicológica.
Así mismo, psicólogos especialistas del Teléfono de la Esperanza,  realizan intervención terapéutica,  tanto en la propia sede como en los distintos distritos sociales.
Hasta este momento,  se han atendido, por estas tres vías a más de 100 personas.

Taller de Supervivencia
Otro recurso que ofrece el Teléfono de la Esperanza es el Taller de Supervivencia.  Este taller va dirigido a personas cuyos familiares han llevado a cabo un suicidio o intento de suicidio. En dicho taller, se trabajan la comprensión y canalización de las emociones, se ayuda a los familiares a comprender el acto suicida,  a dar un nuevo sentido a la estructura familiar e integrar en sus vidas el acontecimiento suicida.
El número de asistentes, hasta este momento,  es de más de 60 personas, con gran implicación de sus miembros y la percepción personal de mejoría significativa.
También se cuenta con una página web: www.razonesparavivir.org, en la que se da información de las organizaciones implicadas en el programa y de los recursos de que dispone. También se da información y apoyo sobre la conducta suicida. En la actualidad, se han contabilizado  más de 6.000 visitas.
Se han editado trípticos divulgativos  sobre los conceptos básicos de la conducta suicida, del Taller de Fortalezas y los recursos del Teléfono de la Esperanza.

Este proyecto es un proyecto vivo en el que se seguirán implicando nuevos distritos de la ciudad con sus Servicios Sociales, organizaciones y recursos necesarios para poder paliar lo que se considera la plaga del siglo XXI.  

Leer más:

sábado, 22 de julio de 2017

CON OTRAS GAFAS / Humanidad frente a políticas erróneas e insensibles con el sufrimiento




La ONG Proactiva Open Arms, con sede en Badalona y dedicada a rescatar a inmigrantes a la deriva en el Mediterráneo, ha logrado salvar las vidas de 385 personas solo en las dos primeras semanas de operaciones de rescate con su recién estrenado 'Open Arms'. Este buque, cedido por el grupo de empresas Ibaizabal, es el segundo empleado por esta ONG, fundada por Oscar Camps, propietario de una empresa de socorrismo. Desde 2015, el 'Astral' ha rescatado a miles de personas abandonadas en precarias embarcaciones fletadas por las mafias de Libia y en la que viajan hacinados hombres, mujeres y niños que huyen de las guerras, las persecuciones y la pobreza. También ha atendido a refugiados que trataban de desembarcar en la isla griega de Lesbos.
La ingente labor que viene desarrollando Proactiva Open Arms ha sido reconocida por gran cantidad de instituciones, instituciones y fundaciones y protagonizó el documental 'Astral' del programa 'Salvados' de La Sexta. 
En abril de 2017, Oscar Camps, fue recibido por tercera vez por el papa Francisco en el Vaticano. Camps destacó el gestó solidario de Francisco, que estuvo en Lesbos, se llevó 12 refugiados a Roma y luego impulsó una red de acogida que está poco a poco introduciendo familias por medio de un pasillo humanitario que se propone integrar a 1.000 personas en dos años.
El director de Pro Activa Open Arms consideró al Obispo de Roma un «gran apoyo institucional», en contraste con lo que califica como un «plan de desprestigio» orquestado desde la agencia europea de control de las fronteras exteriores, Frontex.
Se refería a las acusaciones del director ejecutivo de Frontex, Fabrice Leggeri, quien declaró al Financial Times (FT) que las ONG que trabajan en el Mediterráneo están en contacto con los traficantes de personas para hacer llegar más refugiados a Europa.
«La estrategia de Frontex –responde Camps– es poner en duda nuestra capacidad legal para hacer lo que estamos haciendo y desacreditarnos. Así poco a poco los donantes tendrán miedo progresivamente de donar dinero a las personas investigadas», dijo en rueda de prensa.
«Nuestra misión es que la gente no muera en el mar», añadía. «No somos ni la causa ni el problema. Somos solo la respuesta».
Este mes de julio, el ministro del Interior español, Juan Ignacio Zoido, hizo unas polémicas declaraciones en las que habló de hacer comprender a las ONGs que no tienen que centrarse tanto en salvar vidas en el Mediterráneo. Conviene recordar que el problema de las muertes en el mar -unas 5.000 en 2016 y 2.000 en 2017- no está creado por las ONGs. Una combinación de guerras, hambrunas y políticas migratorias erróneas están causando desplazamientos masivos en el mundo. Se da la circunstancia de que en 2015, Italia puso fin a su operación 'Mare Nostrum' centrada en el salvamento de inmigrantes por no obtener apoyo económico del resto de los países europeos. La UE activó la operación 'Tritón' de la agencia de fronteras FRONTEX con el objetivo de impedir el acceso de personas por mar. Se cambió rescates por vigilancia. Desde entonces los rescates se vienen haciendo por la Armada y Guardacostas italianos que se coordinan con organizaciones como Proactiva y Médicos Sin Fronteras, entre otras. 
El terrible acuerdo adoptado por la UE con Turquía para que este país acogiera refugiados a cambio de 2.000 millones de euros supuso el cierre de las fronteras del este de Europa y el éxodo masivo a través del mar. Las muertes en el Mediterráneo no han parado de aumentar mientras se han creado auténticos mercados de esclavos con los inmigrantes africanos que llegan hasta Libia como paso previo para entrar clandestinamente en el continente europeo. 
Culpar a las ONGs de este gran desastre humanitario e incluso insinuar que actúan de acuerdo con traficantes muestra la cortedad e insensiblidad de los responsables políticos europeos y españoles frente a la generosidad de asociaciones, voluntarios y miles de personas de buen corazón que no se escudan en fronteras ni en ahorros económicos a la hora de salvar vidas. La cruel respuesta a personas que carecen de requisitos administrativos para entrar en nuestros países pasará factura en el futuro. 
En el ámbito de la sociedad civil muchos están dispuestos a seguir apoyando con sus firmas, sensibilizándose y donando dinero. Solo en 2016, Proactiva Open Arms recibió 2,1 millones de euros procedentes de más de 16.000 donantes.
Este ejército de la esperanza se ampliará en septiembre con la incorporación una ONG vasca y otra andaluza  a las operaciones de rescate. Todo por salvar las vidas que hagan falta. 

Leer más:


jueves, 20 de julio de 2017

Una app para móviles permite prevenir el suicidio en adolescentes y jóvenes


Línea de ayuda al suicida en España


Una aplicación para teléfonos móviles permite prevenir el suicidio en adolescentes y jóvenes dentro de un plan para evitar este tipo de situaciones que es impulsado por el Hospital Regional de Málaga y que cuenta con la colaboración del Teléfono de Emergencias 112 y el Teléfono de la Esperanza.
La aplicación es una herramienta para personas con «riesgos suicidas», según explicó una de sus creadoras, Lucía Pérez Costillas a la agencia Efe, y debe ser utilizada como instrumento interactivo entre el paciente y las personas de su entorno autorizadas que actúan como «redes de apoyo».
La app «+Caminos» estará disponible en unas semanas, es sencilla e interactiva, tiene dos versiones (una para pacientes y otra para familiares) e incluye un enlace directo con el Teléfono de Emergencias 112 y el Teléfono de la Esperanza.
Con ayuda de la aplicación, las personas con riesgo suicida pueden elaborar su propio plan de seguridad y ponerlo en marcha en momentos de riesgo, ya que dispone de mecanismos de escudo (estrategias que se pueden utilizar en momentos de crisis), guías de afrontamiento para la ansiedad y proactivos para la vida.
La versión creada para los familiares de personas en riesgo de suicidio incluye información sobre cómo intervenir y acercarse a la persona en caso necesario, control de métodos y avisos sobre mitos o realidades relacionadas con el suicidio.
Lucía Pérez indicó que la aplicación se ha probado en 40 personas con diagnóstico de conducta o riesgo suicida y familiares siguiendo las directrices éticas para programas de prevención del suicidio que se basan en nuevas tecnologías publicadas y revisadas dentro del Proyecto Europeo Eurogenas.
Se completa con un protocolo de identificación de riesgo de suicidio en los servicios de urgencias que, a su vez, se suma a algo que ya se aplicaba en este centro sanitario y que consiste en establecer una forma de identificación de pacientes en situaciones así denominado «Código suicidio».
Este plan se estructura en tres bloques: uno de prevención universal para la población general, que incluye estrategias de promoción de la salud y razones para vivir; otro de prevención selectiva, que incide en la formación de profesionales sanitarios; y un tercero de prevención indicada, que incluye la aplicación. 
Lucía Pérez Costillas es psiquiatra en la Unidad de Salud Mental del Hospital Regional Carlos Haya y docente en la Universidad de Málaga. En octubre de 2016, expuso su ponencia 'Adolescencia y suicidio' en las Jornadas Técnicas para la Prevención del Suicidio del Teléfono de la Esperanza.

Leer más:
Os dejamos aquí la entrevista que le hicimos a Lucía Pérez con motivo de la exposición de su ponencia

http://eltiempodelaesperanza.blogspot.com.es/2017/01/lucia-perez-costillas-la-mayoria-de-los.html

martes, 18 de julio de 2017

Formación exigente y escucha activa en los orientadores del Teléfono de la Esperanza





José Antonio Sau
Coordinador de departamento de Orientación

Me pide mi compañero  en El Teléfono de la Esperanza Luis Santiago que escriba un pequeño relato de lo que es el departamento de Orientación en nuestra asociación. He escrito este artículo para dar a conocer los entresijos de la organización, puesto que cuanto más se conozca, más ganas dará a todas esas personas estupendas que hay ahí fuera, de venir a conocernos, de ver que es lo que se hace, de saber cómo pueden dar algo de sí mismos. Algunos otros quizás necesiten de nuestros servicios. Y todo eso se puede hacer entrando en las entrañas del Teléfono de la Esperanza, conociéndolo y sabiendo lo que podemos dar y hasta dónde podemos llegar.
El orientador es el voluntario que atiende a la persona que llama por teléfono y establece el primer análisis de la posible crisis que puede tener el usuario y lo hace mediante lo que se llama la escucha activa.
El departamento de Orientación está formado por 50 voluntarios que están al servicio del teléfono las 24 horas del día y los 365 días del año. Nuestra misión es atender a toda persona que esté en crisis por cualquier motivo, para lo cual nuestros voluntarios están magníficamente bien preparados. Atendemos a cualquier hombre o mujer que llame sin distinción de edad, raza, religión o cualquier tipo de situación personal, familiar, sentimental o de orientación sexual.
En cada conversación se establece cuál es el problema, cuáles son los motivos por los que se produce, las necesidades de la persona, su situación, y las posibles soluciones que se pueden aplicar a cada momento. Esto hace que el llamante se sienta valorado y escuchado y que no esté solo en ningún momento.
Tras ese primer contacto, el orientador valora si la persona se encuentra satisfecha tras ser escuchada con atención y orientada a la solución de su crisis. Otra opción es derivarla a las consultas de nuestros voluntarios profesionales, como son los psicólogos, terapeutas familiares y abogados. Por último, el voluntario que atiende las llamadas puede abrir la puerta a nuestro amplio programa de actividades para la salud emocional ofreciendo al llamante la participación en talleres para crisis específicas como las de duelo, separación afectiva o malos tratos o los cursos y grupos de desarrollo personal que ponemos en marcha.
Somos una ONG que promueve programas para mejorar la salud emocional de las personas, familias y la sociedad. Atendemos a personas en crisis y esas crisis son cada vez más complejas. Gran parte de ellas sufren la lacra de nuestro tiempo, la soledad. También trabajamos en la prevención del suicidio e informando dónde pueden acudir en caso de maltrato físico, psicológico o de cualquier consecuencia que pueda presentarse siempre dando solución o información, con lo que se simplifica bastante la posible eliminación del problema.

La escucha activa
Se trata de escuchar con plena conciencia a la persona que está al otro lado del teléfono. Hay que tener una buena preparación, mucha paciencia, establecer una empatía personal, mucho respeto, y entre otros muchos condicionamientos y técnicas, hacerle sentir a la persona que llama que ella es en ese momento lo más importante para nosotros, que cuando llame, aunque se sienta el ser menos valorado, mas humillado y más vilipendiado, hay que hacerle saber que para nosotros es en ese momento el centro de nuestra atención.
Hablamos de personas, de sentimientos, de consecuencias, de cualidades y defectos, de no juzgar, de adaptarnos a las peculiaridad y características de nuestro interlocutor. Tenemos que decidir hacer el esfuerzo de escuchar sinceramente a los demás, lo cual no es poco, dándole suma importancia a las expresiones y el tono de voz. Hemos de ser inteligentes y estar atentos, captar las palabras claves que den sentido a todo lo que nuestro comunicante nos quiere decir o transmitir.

La preparación de los voluntarios
Nuestro servicio de atención a personas en crisis nos exige un grado de preparación en el voluntariado muy elevado: se necesita una formación de alto nivel y continua, hay que estar al día para poder hacer frente a los diferentes conflictos y problemas que afectan a muchas personas hoy día. Esta preparación se concreta de la siguiente manera:

Curso 'Conocerse para crecer': La primera tarea de la persona que se forma como agente de ayuda es profundizar en el autoconocimiento de si mismo. 

Curso 'Crecer para ayudar':  En este curso, la persona detecta que aspectos de si mismo debe reafirmar para su equilibrio y que cambios debe hacer para mejorar otros aspectos. 

Seminario 'Relación de ayuda': En este ciclo se aprende a ayudar trabajando distintos aspectos y situaciones con el que el voluntario se encontrará al tomar contacto con las personas en crisis.

Cualquier persona que tenga interés en mejorar su salud emocional y ganar en bienestar puede participar en los tres periodos formativos descritos, aunque siempre deberá realizarlos por el orden cronológico señalado. Los que se forman para integrarse en el departamento de Orientación completarán realizan esos ciclos más el Seminario de Atención Telefónica.

Seminario de atención telefónica: En este se ven  los detalles de nuestros programas informáticos para desarrollar nuestro cometido. Tras esta exigente y completa preparación, una vez adquirido el nivel requerido, pasaríamos a desarrollar nuestra labor. Después de un periodo de prácticas, se integra al nuevo voluntario en el departamento. En nuestras reuniones de coordinación tratamos temas referentes a cualquier tipo de llamada que se nos pueda presentar. Hablamos de conceptos tales como la resiliencia, la codependencia, los conflictos familiares, la soledad, prevención del suicidio etc….
El turno de orientación exige también un trabajo diario, pues hay que estar al día y en contacto diario con los voluntarios profesionales, ya que en todas las llamadas hay matices, situaciones. Debemos consultar, analizar y buscar la mejor forma de dar solución a los problemas que se presentan. 
A pesar de todo este trabajo, de todo este movimiento, solo es posible que funcione por el amor, la dedicación y la voluntad de todos los voluntarios, que se dan, que se entregan, y a veces más allá de su tiempo, sabiendo que lo más importante es la persona que llama, que sufre, que se angustia.

Para nosotros, el mejor regalo, la mejor recompensa nos llega cuando alguien nos da las gracias por nuestra labor, cuando sabemos que le hemos hecho sentirse mejor. Lo que damos nos llena y eso hace que todos los voluntarios sigamos haciendo esta labor por amor al prójimo.

Formación para ser voluntario. Programa de agentes de ayuda:

sábado, 15 de julio de 2017

CON OTRAS GAFAS / El granito de arena de marcar la 'x solidaria'



Pasó el mes de junio y con él la campaña de la Renta 2017. Las ONGs realizan cada año acciones para sensibilizar a los ciudadanos sobre la importancia de marcar la 'x solidaria' porque de ese gran fondo común saldrán luego los recursos económicos para financiar una gran cantidad de proyectos de organizaciones, fundaciones y asociaciones que componen el llamado Tercer Sector. Un sector en el que ya se comprometen nada menos que cuatro millones de personas en España regalando su tiempo, sus capacidades, habilidades, conocimientos o relaciones humanas, entre otras muchas cosas.
El vídeo que se asoma hoy a esta ventana de las buenas noticias es un botón de muestra de lo que da de sí esa pequeña cantidad del 0,7 del IRPF. La Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) ha presentado el servicio de Vídeo-Asistencia y Acompañamiento para Personas Mayores Sordas (VidAsor). Está destinado a personas mayores sordas y personas sordas de gran incapacidad, situación de dependencia o especial vulnerabilidad, según informó la CNSE. Este servicio de acompañamiento accesible funciona a través de un dispositivo instalado en el televisor que permite realizar y recibir video-llamadas pulsando un botón y que, junto con un mando a distancia, un avisador lumínico y un pulsador de emergencia, permiten al usuario permanecer asistido en todo momento. El voluntariado de este programa lo integran un enriquecedor equipo formado por mediadores sordos, profesionales sordos y voluntarios de diversas asociaciones.
El apoyo económico de la Fundación ONCE y las donaciones vía declaración de la renta han hecho posible la puesta en marcha de este esperanzador proyecto en el que inicialmente participan 33 personas en 11 comunidades autónomas.


Leer mas: 























jueves, 13 de julio de 2017

Rocío García: "Las personas vienen con hambre de escucha, y si les resuelves un problema, no tiene precio lo bien que te hace sentir haberles orientado"






Rocío García es abogada. Ha trabajado como procuradora durante 17 años, incorporándose al Colegio de Abogados el año 2008.  Su actividad profesional ha estado centrada en el Derecho Administrativo y el Urbanismo. Además, está adscrita al turno de oficio, llevando actualmente, entre otros, temas de violencia de género, menores, extranjería y derecho de familia. Colabora en el Teléfono de la Esperanza orientando legalmente a las personas que lo solicitan.

¿Cómo empezaste a colaborar con el Teléfono de la Esperanza y cuánto tiempo llevas colaborando?
Empecé a colaborar en abril de 2012. Yo había sabido un poco más de la labor del Teléfono a través de Felisa (Felisa del Pazo es religiosa y orientadora desde 1977), que nos trajo la revista "A vivir" al colegio 'El Monte', donde daba catequesis a mi hijo. Así fue como supe que la labor del Teléfono va mucho más allá de la atención a las llamadas de suicidio, que es la idea que la mayoría de la gente suele tener. Por este medio supe también que se ofrecía asesoramiento jurídico. Pasando un tiempo, sentí la necesidad de ayudar y me pasé por el Teléfono a ofrecer mi colaboración.... Y aquí sigo.

¿En qué consiste tu colaboración con el teléfono? ¿Cuánto tiempo le dedicas?
Mi colaboración consiste principalmente en ofrecer asesoramiento sobre problemas de tipo legal que me plantean los usuarios. La consulta actualmente me ocupa dos horas a la semana, aunque ocurre con cierta frecuencia que doy una nueva cita si el problema es muy complejo como para abordarlo en su integridad en una sola entrevista. 

¿Cómo llegan a tu consulta las personas, derivadas de los orientadores y psicólogos o piden cita directamente?
Normalmente son derivados por los orientadores o psicólogos: los problemas legales nunca vienen solos. A veces sí que han llamado directamente para pedir cita conmigo, porque ya les haya atendido en otra ocasión.

Las cuestiones relacionadas con los divorcios y separaciones, ¿son frecuentes?
Son muy frecuentes, de hecho, las separaciones y divorcios son el problema que con más frecuencia se me plantea. Se me pide información de cómo iniciar el proceso, qué derechos tienen y muchas veces también me consultan cómo reclamar el impago de pensiones alimenticias de los hijos.

¿Qué aspectos incluye tu orientación jurídica?
Cuestiones muy variadas: en primer lugar, información sobre cómo actuar cuando se tiene un problema legal, derivando posteriormente a los usuarios en muchas ocasiones al Turno de Oficio. También facilito información sobre servicios muy desconocidos y muy útiles, como el Servicio de Orientación Laboral que ofrece gratuitamente el Colegio de Graduados Sociales. Otra cuestión que me plantean con mucha frecuencia es que informe sobre la posible viabilidad de una reclamación,...... y no siempre es fácil hacerlo en una hora, con un montón de documentos para consultar. He llegado a tener aquí problemas verdaderamente complejos y graves, pero mi intervención se limita básicamente a orientar, a poner a la persona en el camino correcto y a informarla de los recursos que tiene a su disposición. El mundo jurídico resulta muy intimidatorio en general, y los medios de comunicación imbuyen con frecuencia falsas ideas que crean desorientación en el usuario.

Supongo que es un tipo de servicio en el que lo legal  y emocional se mezclan mucho
Lo legal y lo emocional se mezclan de tal modo, que a veces se me va la sesión casi entera en escuchar los otros problemas de la persona que viene a verme, y tengo que hacer verdaderos esfuerzos para reconducir la consulta. En cierto sentido es como hacer de orientador, pero de manera presencial. A veces la persona viene tan desmoralizada, que no puedes ceñirte únicamente al problema legal, es prácticamente imposible, tienes que escucharla antes para que se sienta con confianza para hablar contigo de lo que quiere consultarte.

¿Qué otras consultas hacen las personas, ¿de reclamaciones de consumo, civiles, penales...?
Hay de todo un poco, pero me traen bastantes dudas en procedimientos administrativos. Se produce un gran vacío asistencial para estos temas, que yo sepa, no existe ningún servicio gratuito que tenga por objeto asesorar al ciudadano cuando tiene una reclamación de Hacienda, del Ayuntamiento.... La mayoría de las personas a las que he atendido no sabe dirigir un escrito a la Administración; he hecho no pocos borradores de escritos y recursos administrativos a los usuarios que me lo han pedido. Cuando terminas la vía administrativa, sí puedes acceder a un abogado de oficio para acudir al Juzgado de lo Contencioso, pero mientras esto ocurre, el ciudadano está solo, y no siempre el personal de las Administraciones quiere o puede ayudar debidamente, la verdad sea dicha...

¿Qué te está aportando este voluntariado en el Teléfono de la Esperanza?
Cuando ves que has abierto una puerta a una persona que había perdido toda esperanza de una solución, o que por lo menos se ha marchado más tranquila, esto te proporciona una enorme satisfacción. Las personas necesitamos básicamente atención y respeto por parte de nuestros semejantes. Mis usuarios vienen con una enorme hambre de escucha, y si además les has podido resolver un problema, o ponerle en el camino para ello, no tiene precio lo bien que te hace sentir. Los seres humanos hemos sobrevivido como especie gracias a la colaboración, y esto tendríamos que recordarlo siempre. Y, aunque parezca un tópico, en este caso es cierto: recibo mucho más de lo que doy. En definitiva, esto engancha.

martes, 11 de julio de 2017

Aprender a estar solo es una escuela de vida




Loli Donate
Orientadora y coordinadora de 'Entre Amigos'

La peor soledad es la ausencia de uno mismo. Por qué es justamente, a través de la soledad, cuando logramos dar un paso al frente, en lo que a conocimiento se refiere, conocimiento de nosotros, de nuestros propósitos, solo en nuestro interior, encontraremos el refugio que necesitamos.
Cuando entendemos lo valioso que es encontrar nuestro centro, que el resto de personas no son responsables de nuestra paz, de nuestra felicidad, ahí nos damos cuenta del poderoso poder de la soledad.
En la sociedad  en que vivimos, la soledad tiene muy mala prensa. En cambio solo unos pocos han descubierto, su lado tierno, amable y cautivador.
Todos, en algún momento, tenemos la necesidad de un ratito de soledad, aunque algunos solo puedan soportarlo tan solo unos minutos.
Hay personas que nunca saldrían a comer solos, personas que, si no tienen amigos disponibles para ir al cine, prefieren ponerse una peli en casa antes que ir solos.
Estas personas jamás viajarían  o pasarían  un fin de semana  fuera sin la compañía  de alguien más. Puede que no hayan descubierto el placer de estar con uno mismo.
Cuando uno se permite salir a dar un paseo, pararse a contemplar el mar o simplemente sentarse en un rincón de su casa sin más compañía que la suya propia, es posible que empiece a disfrutar de su intimidad.

AUTONOMIA E INDEPENDENCIA
Contar con amigos y familiares que nos echen una mano siempre está muy bien, los demás son partes indispensables en nuestras vidas.
La compañía no nos debe privar de descubrir la sensación de autonomía e independencia que sentimos cuando hacemos las cosas por nosotros mismos.
Piensa en algo que realmente te cueste hacer solo: ¿lo podrías hacer solo? ¿qué cambiaría?
Te sugiero que pruebes a hacer algunas de esas cosas solo por probar a ver qué pasa.
Seguro que, cuanto menos, aprenderás algo de ti mismo.

ESTAR SOLO NO ES TAN TERRIBLE COMO ESTAR FALSAMENTE UNIDO A OTRA PERSONA
Muchas veces, dado el gran temor a encontrarse solos suele conducir a las personas a establecer  relaciones que lejos de procurar  un bienestar se traducen  en verdaderas agonías de vida, porque de nada vale estar acompañados y seguir sintiendo la soledad,  o peor aún, vivir sufriendo con la negación de la soledad porque existe un vínculo con alguien aunque sea  de una manera tormentosa.

En estos casos se da lugar a la dependencia afectiva donde la persona se aferra a una relación  sólo por tener una compañía, aunque eso signifique aceptar condiciones  como maltratos verbales, físicos, u  otros abusos que empobrecen la propia esencia  del ser que los tolera, pagando un precio muy alto por estar acompañada. En consecuencia  la falsa creencia de que así se evita  la soledad  no es más que  una ilusión  ya que no sólo  no se cubren tales expectativas, sino  que van  deteriorando  cada vez más su calidad de vida…

ESTAR SOLO NO ES IGUAL QUE SENTIRSE  SOLO
Una persona puede sentirse sola, aún cuando mucha gente la quiera. Desgraciadamente para algunas personas la soledad es sinónimo de ausencia, tristeza y dolor. Esto sucede porque asocian este término a un sentimiento que, por supuesto, no han elegido. Uno puede estar solo sin sentirse solo, en cambio, muchas personas se sienten solas incluso cuando están  rodeadas de mucha gente.
Lo mejor llévate bien contigo mismo porque eres con quien pasaras el resto de tu vida.

LA SOLEDAD PUEDE SER NUESTRA AMIGA
Aunque la soledad la tenemos asociada al dolor, la tristeza y las lágrimas, no tiene por qué ser así, rompe el estereotipo y acógela como tú amiga, tú maestra y tu compañera de viaje, al fin y al cabo, es la que siempre nos acompaña y con la que tenemos que lidiar en los momentos más importante de nuestra vida.
Es preferible una soledad digna, que una relación incompleta. Así que disfrutar de tú soledad es un arte, es un placer, poder hacer lo que nos venga en ganas, poder disfrutar de un buen libro o poder salir con quien queramos.
El problema principal radica en que casi nadie disfruta de su estado de soledad, principalmente por miedo.
Sin embargo no importa si estas solo o acompañado, si no que encuentres dicha plena, tanto si estas solo, como si estas acompañado..
No tengas miedo, la Soledad puede ser tu amiga si así lo quieres..


sábado, 8 de julio de 2017

CON OTRAS GAFAS / Recuperar la dignidad tras vivir en las calles


Celebración de los 10 años de 'Baobab'. Foto: Pueblos Unidos

El baobab es un árbol de gran tronco fibroso que toma forma de botella y puede alcanzar una altura de entre cinco y treinta metros. Sus hojas sólo brotan en la época de lluvias, en verano en el hemisferio sur y en invierno en el hemisferio norte. Suelen crecer con mucho espacio libre alrededor ofreciendo bellas estampas de las sábanas africanas o recortándose ante grandes atardeceres. Los suelos arenosos y las lluvias son ideales para su gran longevidad. Un baobab puede alcanzar los 800 o 1000 años de vida, aunque se habla de que alguno ha llegado a los 4.000 años.
Además, el baobab es sinónimo de encuentro, hospitalidad y amor en África. Bajo su amplia y digna figura se dan avisos, se celebran reuniones y las parejas sellan su amor.
Aquí en España, 'Baobab' es el nombre de un programa solidario impulsado por Pueblos Unidos, una ONG de los jesuitas, que ha celebrado diez años esta semana. 'Baobab' trabaja en Madrid acogiendo a jóvenes africanos que saltaron la valla de Melilla o llevan tiempo en España viviendo en el limbo de no tener papeles, ni trabajo. Muchos han acabado con los inhumanos Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs). Gracias al equipo de voluntarios de Pueblos Unidos, entre los que se encuentra una misionera que vivió 30 años en África, 500 chavales han logrado tener una casa, conocer la lengua española y conseguir un trabajo que les ha permitido vivir con dignidad y tener la satisfacción personal de enviar dinero a sus familiares para salir adelante allá en sus países. Cada participante en el programa es acompañado durante dos años en los que aprenden el idioma, estudian la ESO o diferentes módulos de Formación Profesional y finalmente son orientados en la inserción laboral hasta encontrar un puesto de trabajo.
Son 500 jóvenes rescatados de malvivir en las calles, 500 razones para creer en la solidaridad y el apoyo entre los pueblos.

Leer más: