miércoles, 31 de diciembre de 2014

Hemos atendido 7.600 llamadas pidiendo ayuda en 2014



El equipo de 50 orientadores del Teléfono de la Esperanza ha vuelto a superarse este año. Su impagable labor de dar ayuda psicológica gratuita a quien la solicita ha vuelto a crecer.  Las llamadas de los malagueños al Teléfono de la Esperanza han aumentado un 11% durante el año que acaba, pasando de recibirse 6.709 llamadas en 2013 a 7.600 a lo largo del año 2014.

También ha sido notable el esfuerzo hecho por psicólogos, terapeutas familiares y abogados que prestan su servicio de consultas de forma gratuita. Además, las entrevistas personales en sede han aumentado de forma considerable pasando de 1.112 a 1.547, lo que supone un incremento del 21%. De estas entrevistas, 1.361 fueron realizadas por psicólogos (925 en 2013), 150 por abogados (100) y 36 por los orientadores familiares (73).

La estadística completa de llamadas es la siguiente: 
  • Motivos psicológicos y psiquiátricos 2.468  (2.293)
  • Llamadas periféricas   2.434 (1.910) 
  • Otros problemas   1.696        (1.392)  
  • Motivos familiares 1.076          (918) 
  • Asistenciales           102           (111) 
  • Jurídicos                  120            (79) 
  • Religiosos                   6               (6)          

    
En las llamadas periféricas, los malagueños piden información sobre cursos, talleres, grupos de desarrollo personal y actividades del Teléfono de la Esperanza en general.

Por meses, esta es la comparativa de llamadas entre 2014 y 2013.



Ene
Feb
Mar
Abr
May
Jun
Jul
Ag
Sept
Oct
Nov
Dic
2014
693
640
728
608
677
630
578
541
642
682
660
526
2013
519
493
508
566
554
621
601
487
595
621
600
544
                          

Perfil de los llamantes

Las mujeres siguen protagonizando la mayoría de las consultas telefónicas con un abrumador 74,9% frente al 25,1% de los hombres.

Por estado civil, los llamantes se distribuyen así:

  • Solteros    1.712
  • Separados / divorciados 935
  • Casados 783
  • Viudo      336
  • Pareja de hecho 43
  • Matrimonio nulo    4


Hay otras 876 personas que llamaron, pero no facilitaron datos sobre su estado al orientador que los atendió por teléfono.

Por edades, la franja mayor de llamantes está entre los 31 y los 55 años (3.860), seguida de 56-70 (1.030) y 18-30 (286). Las llamadas de personas mayores de 70 o menores de edad son minoritarias.

El tipo de problemas que empuja a los malagueños a llamar al Teléfono de la Esperanza es muy variado, destacando la soledad e incomunicación, peticiones expresas de pasar consulta con profesionales, estados deprimidos, trastornos de ansiedad por muchos motivos, crisis en el proyecto vital y conflictos con parejas y familiares.
La casuística es muy amplia y hay casos de peticiones de ayuda por enfermedades, drogadicción, desahucios, alcoholismo, entre otros, y los orientadores se encargan de derivarlos a las instituciones y organizaciones que corresponden en cada caso.


Temática suicida

Otro aspecto destacable de las llamadas al Teléfono de la Esperanza son las peticiones de ayuda por  temática suicida, que clasificamos en ideas de tipo suicida, crisis suicida y actos suicidas. Estas últimas, son de personas que están intentando quitarse la vida en el momento de llamar al 952/261500



       2014
        2013
Ideas suicidas
               48
                 46
Crisis suicidas
                11
                   6
Actos suicidas
                 2
                   7

Como novedad, el pasado verano pusimos en marcha un programa piloto de prevención del suicidio en el distrito Bailén-Miraflores de Málaga capital en colaboración con el Ayuntamiento de Málaga y la ONG Justalegría. Se está haciendo un intenso trabajo para detectar a la población en riesgo de suicidio y formar en la prevención a agentes de salud, educadores y trabajadores de los servicios sociales con el objetivo de crear una red de atención a esta importante problemática social.

Actividades de promoción de la salud emocional.

La intensa labor de promoción de la salud emocional de los voluntarios del Teléfono de la Esperanza se concretó en 2014 en los siguientes cursos, seminarios, talleres y grupos de autoayuda:

2 cursos ‘Conocimiento de sí Mismo
1 curso ‘Crecimiento Personal’
1 curso ‘Educadores Hoy’

1 seminario ‘Relación de Ayuda’
1 seminario ‘Orientación por teléfono’
1 seminario de coordinadores

2 talleres de Bioenergética
2 talleres ‘Ansiedad y Estrés’
1 taller de ‘Violencia de Género’
1 taller ‘Separación Afectiva’
1 taller ‘Cuidando al cuidador’
1 taller ‘Aprendiendo a vivir con la enfermedad’
1 taller de ‘Duelo’
1 taller ‘Curar al niño interior herido’

1 grupos de desarrollo personal ‘Autoestima’
1 grupo de desarrollo personal
  ‘Pensamiento Positivo’
1 grupo de desarrollo personal ‘Alegría de vivir’
1 grupo de desarrollo personal ‘Aprendiendo a vivir’
1 grupo de desarrollo personal ‘Inteligencia emocional’

1 grupo de reunión ‘Entre Amigos’ (dos sábados cada mes)

1 grupo de reunión ‘Entre Jóvenes’ (dos viernes al mes)



Galas benéficas

En los meses de enero, mayo, septiembre y diciembre celebramos diferentes galas benéficas en los teatros Alameda, Cervantes y Echegaray para recaudar fondos para la asociación.

Otras actividades desarrolladas por el colectivo de voluntarios han sido el II Rastrillo Solidario y la presencia en el Día Internacional del Voluntariado y la Semana del Voluntariado del Ayuntamiento de Málaga, así como las comidas anuales de primavera y Navidad.

sábado, 27 de diciembre de 2014

CON OTRAS GAFAS / Una vida para los demás






"No juzguéis el día por los frutos que habéis cosechado al atardecer, valoradlo más bien por las semillas que habéis plantado" (Robert Louis Stevenson, escritor)


Los compañeros del Teléfono de la Esperanza de León vivieron el pasado 5 de diciembre, Día Internacional del Voluntariado, con tristeza por el reciente fallecimiento de Soledad Rodríguez, una veterana orientadora que dedicó su vida a escuchar, atender y ayudar a los demás. La semilla de la entrega que sembró durante décadas germinó en el reconocimiento y el cariño de sus compañeros en el télefono y el Ayuntamiento de León, donde trabajó durante 25 años como trabajadora social. El Consistorio la reconoció en sus premios 'Labor Humanitaria del Año'. Los asistentes repetían en el homenaje "Queríamos tanto a Sole", y ese amor que ella sembró volvió en forma de ovación sobre su marido cuando recogió el premio de manos del alcalde leonés. "Daba esperanza a quien no la tenía", apuntó el regidor de la capital leonesa, Emilio Gutiérrez. 
Sole se ha ido, pero nos ha dejado su entrega a la causa de dar esperanza como modelo para los 1.928 voluntarios de esta gran familia del Teléfono de la Esperanza. Un legado que nos inspira a ser mejores cada día en la ayuda a los que más sufren.

Vídeo de la entrega del premio a su marido


jueves, 25 de diciembre de 2014

57 voluntarios atienden el teléfono en Navidad



Durante todas las fiestas navideñas, el Teléfono de la Esperanza de Málaga mantiene su servicio de orientación telefónica para personas en situación de crisis emocional o soledad. Un total de 50 voluntarios y voluntarias atenderán las llamadas de este servicio, que funciona las 24 horas día, todos los días, incluidos Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes. Estos voluntarios están especializados en la escucha activa y formados para activar las capacidades de las personas en crisis. El servicio funciona mediante tres turnos de atención en otros tantos tramos horarios durante el día, más el de la noche y está reforzado por un equipo de 7 voluntarios de apoyo que pueden cubrir cualquier incidencia o sustitución.

Las celebraciones navideñas van acompañadas de un sinfín de emociones. Son fiestas que potencian la alegría, pero también la soledad y la tristeza. Muchas personas experimentan una gran disonancia entre lo que nos trasmiten los estímulos exteriores (festejos, reuniones familiares, cenas de empresa, compras, regalos, etc.), que de alguna manera nos dicen que debemos estar alegres, y las emociones internas, que le conducen a la melancolía y la nostalgia. Es en esta época, de cenas familiares y fiestas, cuando más presentes de hacen las ausencias. Nunca se está preparado para la muerte de un ser querido. Sobre todo la primera Navidad tras una pérdida afectiva, es frecuente que una catarata de emociones se desencadene con la visión de una silla vacía.

Se estima que un 5% de la población española está atravesando en estos momentos un proceso de duelo por una pérdida afectiva reciente y que estas fiestas navideñas serán las primeras tras ese fallecimiento. El duelo, en sí mismo, no es una patología, sino que supone un proceso de adaptación a la nueva situación. Sin embargo, algunas veces el proceso de duelo no cursa de manera sana. De hecho, una de cada seis personas que pierde a un ser querido desarrolla una depresión al año siguiente, según un estudio de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria.

El llanto, la rabia o la melancolía forman parte del proceso de curación de las heridas, y son normales. El problema surge cuando estas emociones internas entran en conflicto con el ambiente festivo propio de las celebraciones navideñas y de fin de año. Esto es lo que los psicólogos y terapeutas conocen como “síndrome de la silla vacía”.

En el pasado, cuando era más habitual un modelo familiar extensivo, la familia realizaba una función amortiguadora frente a los “golpes de la vida” y de contención de las crisis vitales. Sin embargo, en la actualidad, en muchos casos, el individuo en crisis se siente muy solo.

En estas situaciones, lo más recomendable es evitar el abuso de fármacos, ansiolíticos y antidepresivos. El duelo es un proceso natural que necesita su tiempo. En ningún caso es sano anestesiar los sentimientos. Por el contrario, lo más positivo es exteriorizar las emociones y compartirlas.

Si un día…

Si un día siente ganas de
llorar…. Llámame.
No prometo hacerte reír,
pero puedo llorar contigo.

Si un día quieres huir…Llámame.
No detendré tu huida,
pero puedo ir contigo.

Si un día no quieres escuchar
a nadie…Llámame.
Prometo estar ahí contigo,
prometo permanecer quieto.

Pero si un día me llamas
y no encuentras respuesta.
Ven a verme,

ese día te necesito

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Noche de paz y amor


video

Noche de paz, noche de amor,
Todo duerme alrededor
entre los astros que esparcen su luz
viene anunciando al niño Jesús
Brilla la estrella de paz

Noche de paz, noche de amor
Todo duerme alrededor
Sólo velan en la oscuridad
Los pastores que en el campo están;
Y la estrella de Belén
Y la estrella de Belén

Noche de paz, noche de amor;
Todo duerme alrededor;
sobre el Santo Niñito Jesús
Una estrella esparce su luz,
Brilla sobre el Rey,
Brilla sobre el Rey.

Noche de paz, noche de amor
Todo duerme alrededor
Fieles velando allí en Belén
Los pastores, la Madre también
Y la estrella de paz,
y la estrella de paz.

martes, 23 de diciembre de 2014

Navidad es escucha, ayuda y amor



Es Navidad, es tiempo de espera y de esperanza, de buena nueva, de alumbramientos y de comienzos.

Me dirijo como cada año a todos los voluntarios, amigos, trabajadores y colaboradores del Teléfono de la Esperanza para transmitiros mis deseos de que, unidos a nuestros ideales, sepamos vivir el espíritu de la verdadera Navidad.

Os convoco a superar dificultades y convertirlas en alegres piruetas de un cielo común, a vencer dudas para que se transformen en un amanecer de ideas diferentes, a abandonar el lastre de equivocaciones y errores para expresarnos en mensajes claros, serenos, que naveguen por mares con horizontes esperanzadores, y alejarnos, en fin de caminos mal pisados o mal recorridos, para seguir avanzando por la senda del compromiso firme con los ideales del Teléfono de la Esperanza.

Nuestra verdadera vocación, la que nos mantiene vinculados al Teléfono de la Esperanza, después de tantos años y de tanta entrega, se llama “escucha”, que significa “ayuda”, que significa “empatía”, que significa “compasión”, que significa “amor” al que sufre y al que nos necesita.

Quiero, en estos días de felicitaciones y de encuentros, sentir que los que formamos parte de esta gran familia nos podamos conectar para disfrutar unidos de un presente en calma, y construir entre todos  un futuro fraternal, lleno de humildad, de paz y de concordia.

Por todos vosotros y por vuestras familias, lanzo una Estrella para que nos guíe en la noche por una ruta de luz y de esperanza. Es la estrella que nos conducirá ante el Portal común del Amor, a todos los que intentamos, día a día, ser hombres y mujeres de buena voluntad.

Juan Sánchez Porras

domingo, 21 de diciembre de 2014

Mágica noche de esperanza


video


Los miembros de la gran familia del Teléfono de la Esperanza en Málaga vivimos el jueves nuestro gran encuentro anual. La Navidad nos convocaba con lo que tiene de nacimiento y renovación de la esperanza. Allí estuvimos los voluntarios de administración, acogida, orientadores, psicólogos y numerosas personas que colaboran impartiendo talleres y programas de promoción de la buena salud mental.
El acto comenzó cuando Juan Sánchez dio la bienvenida, agradecimiento y felicitación a los asistentes, animando "a seguir en nuestra tarea de ayuda a los que nos necesitan y continuar en la armonía , cohesión y eficacia que disfruta el teléfono de Málaga". Sergio Ferrero, primer presidente del Teléfono en Málaga en 1976, rubricó las pabras de Juan.
A hora prevista, todo estaba preparado en el cálido salón de 'Villa Esperanza'. Julia Alonso coordinaba al equipo habitual de 'currantes' (José, Esperanza, Dolores, José Antonio, Salvador, Ludivina, Toñi...) y Salud trajinaba en la cocina con un magnífico caldo con sabor a albahaca. La larga mesa central se llenó de viandas que todo el mundo llevó. Fue una oferta generosa y variada para compartir entre todos. Hubo empanadas, sandwiches, tortillas, caldo ... y vinos dulce de Málaga y tinto para acompañar. Los postres, muchos de ellos hechos por voluntarias, fueron muchos y muy ricos en esa gran mesa de la alegría compartida. Se hablaba, comentaba y compartían mil detalles vividos durante el año. En muchas caras brillaba la esperanza de haber iniciado caminos personales de superación


Lo mejor llegaría al final. Esperanza tomó su guitarra, colocó el atril y se rodeó de la última generación de compañeros en el Teléfono de la Esperanza, los chavales de 'Entre Jóvenes'. Los chicos cantaron 'Adelante', una canción creada por ellos mismos, y encendieron las voces y palmas del resto con los villancicos 'Ay del chiquirritín' y 'Madroños al niño'. Luego hubo un momento de silencio quebrado con dulzura por la voz acariciante de la soprano Julia Menéndez y su 'Noche de Paz'.
La calidez del ambiente llegó a su cenit con el canto del 'Ave María' de Schubert' a la luz de decenas de velas sostenidas por los voluntarios en la oscuridad del salón. Fue un momento mágico. La noche acabó con el canto de 'Color esperanza', de Diego Torres, un acompañamiento musical muy querido en el Teléfono de la Esperanza.

Álbum de fotos de la fiesta en Facebook

Como ya ha hecho Dolores Muñoz, podéis escribir debajo de las fotografías los comentarios e impresiones de la cena de Navidad y, por supuesto, vuestros deseos y esperanzas para 2015.